Los clásicos imprescindibles: películas imprescindibles, ausentes en Netflix, Disney+ y Amazon Prime.

Los clásicos imprescindibles: películas imprescindibles, ausentes en Netflix, Disney+ y Amazon Prime.

La creciente popularidad de las plataformas de streaming ha supuesto un duro golpe para la industria del DVD. Netflix, en particular, marcó este punto de inflexión al poner fin a su servicio de alquiler de discos después de 25 años desalentadores. Este movimiento se atribuye a la abrumadora popularidad del streaming. Los espectadores recurren cada vez más a estas plataformas para satisfacer sus ansias cinematográficas, con la esperanza de encontrar una selección diversa de éxitos comerciales, obras maestras clásicas y películas de culto. Pero, ¿están realmente estas plataformas a la altura de esta tarea?

Un sesgo hacia las películas recientes

Desafortunadamente, descubrimos que las plataformas de transmisión tienen un sesgo hacia las películas más nuevas, dejando de lado películas más antiguas aclamadas. Clásicos como Some Like It Hot, Citizen Kane y Couch Diamonds no se encuentran en servicios populares como Netflix, Disney+ y Amazon Prime Video. Esta selección limitada deja a los espectadores sin acceso a estos tesoros eternos que se han extendido a lo largo de los siglos.

La revolución de Netflix y sus consecuencias

Netflix originalmente revolucionó la industria al enviar DVD por correo a sus clientes. Sin embargo, desde entonces la compañía cambió su modelo de negocio para centrarse en la transmisión en línea. Si bien esta transición ofrece practicidad y una amplia biblioteca de opciones, se produce a expensas de los clásicos más queridos.

Falta de disponibilidad de clásicos.

Para arrojar luz sobre este tema, hemos elaborado una lista de 50 películas antiguas consideradas “clásicas” según IMDb y Empire Magazine. Fijando como fecha de referencia 1980, se incluyeron películas como Ciudadano Kane, Casablanca, A algunos les gusta lo caliente, Mary Poppins, 2001: Odisea en el espacio y Alguien voló sobre el nido del cuco. Luego verificamos la disponibilidad de estas películas en las tres principales plataformas de streaming: Netflix, Amazon Prime Video y Disney+. Sorprendentemente, Netflix sólo tiene tres de las 50 películas, mientras que Disney+ es aún peor con sólo una (Mary Poppins). Amazon Prime Video ofrece dos películas para transmisión, pero la mayoría están disponibles para alquilar por una tarifa adicional.

La creciente dificultad para acceder a los clásicos

Los expertos coinciden en que el acceso a los clásicos es cada vez más difícil debido al predominio del streaming. James Bore, experto en tecnología de Bores Group, coincide en que los medios físicos, como los DVD e incluso las consolas de juegos, luchan por sobrevivir. Los minoristas británicos, como John Lewis, ya han dejado de vender reproductores de DVD en sus tiendas. Estamos pasando de un mundo en el que los medios eran duraderos a uno en el que son efímeros, sujetos a borrado o manipulación por parte de las empresas de streaming. Ya no somos propietarios de nuestros medios, simplemente alquilamos el acceso a ellos.

Preservando la historia del cine.

Dave Wain, propietario de Snips Movies, una de las tiendas de alquiler de DVD más nuevas del Reino Unido, destaca las dificultades que enfrentan los amantes del cine cuando quieren ver películas antiguas en plataformas de streaming, lo que lleva a perder oportunidades de experimentar obras maestras cinematográficas. Wain cree que si la gente no tiene la perseverancia y los medios económicos para suscribirse a múltiples plataformas de streaming, no podrán acceder a algunas de las mejores películas jamás realizadas. Aboga por la preservación de la historia del cine.

La necesidad de diversidad de elección

La frustración de no encontrar ciertas películas en las plataformas de streaming se ha convertido en un tema común de discusión en la tienda de Wain. Cada vez más clientes les alquilan títulos específicos porque no están disponibles en plataformas de streaming. Wain cree que navegar físicamente en una tienda llena de opciones permite a las personas experimentar una gama más amplia de películas.

Miedo a perder la libertad de elección.

En la época de los videoclubs, no eran los algoritmos los que decidían nuestras elecciones de visualización. Tuvimos la libertad de explorar, elegir y aventurarnos en madrigueras de conejos inesperadas. Lamentablemente, es posible que esos días pronto desaparezcan. Blockbuster, que alguna vez fue una querida empresa de alquiler de películas, luchó por mantenerse al día con el auge del streaming y finalmente quebró, quedando solo una tienda en Bend, Oregon. Sin embargo, los rumores sugieren que la marca podría hacer un regreso notable.

Acceso limitado a los clásicos.

Al final, nuestra búsqueda de películas clásicas en las tres principales plataformas de streaming no arrojó resultados satisfactorios. De las 50 películas aclamadas realizadas antes de 1980, solo seis están disponibles para transmitir mediante suscripciones a Netflix, Disney+ y Amazon Prime Video combinados. Esta escasez refuerza la idea de que los cinéfilos deben depender excesivamente de las plataformas de streaming para satisfacer sus deseos cinematográficos. Sin embargo, estas plataformas necesitan ampliar sus bibliotecas y garantizar la inclusión de clásicos para satisfacer verdaderamente los diversos gustos de los espectadores.

La necesidad de preservar el rico patrimonio del cine

En conclusión, el cambio hacia el streaming sin duda ha transformado la forma en que consumimos medios, especialmente películas. Si bien ofrece comodidad y acceso a una amplia variedad de contenidos, existe una creciente preocupación por la disponibilidad de los clásicos más queridos. A medida que la industria continúa evolucionando, es esencial lograr un equilibrio entre los éxitos modernos y las obras maestras atemporales para preservar la rica herencia del cine para las generaciones futuras.

Fuente: vigorurtimes.com

Foto del avatar

Sylvain Métral

J'adore les séries télévisées et les films. Fan de séries des années 80 au départ et toujours accroc aux séries modernes, ce site est un rêve devenu réalité pour partager ma passion avec les autres. Je travaille sur ce site pour en faire la meilleure ressource de séries télévisées sur le web. Si vous souhaitez contribuer, veuillez me contacter et nous pourrons discuter de la manière dont vous pouvez aider.