Temporada 2 de “Heartstopper” vista por adolescentes LGBTQ.

Temporada 2 de “Heartstopper” vista por adolescentes LGBTQ.

El éxito de la serie británica “Heartstopper” es innegable. Basada en los webcomics de Alice Oseman, esta serie de Netflix sigue una relación romántica entre dos estudiantes de secundaria, Charlie (Joe Locke) y Nick (Kit Connor), rodeados por un grupo de amigos que incluye a una joven trans, Elle (Yasmin Finney). , y una pareja de lesbianas, Tara (Corinna Brown) y Darcy (Kizzy Edgell). La primera temporada de esta divertida y burbujeante serie acumuló 24 millones de horas de reproducción en su primera semana, según Netflix, y recibió excelentes críticas de los críticos. Pero, ¿esto realmente refleja la realidad de los adolescentes británicos LGBTQ+?

La importancia de la representación

Para muchos adolescentes, “Heartstopper” es más que una serie, es una fuente de consuelo. Sharan Sahota, de 16 años, explica: “Probablemente sea la única serie que me hace sentir bien”. Sharan, que se identifica como pansexual, fue “descubierta” en la escuela desde muy joven, por lo que ver un evento similar representado en “Heartstopper” la ayuda a sentirse menos sola. “Si estos personajes pueden salir adelante y ser felices, entonces yo también puedo hacerlo”, dice ella.

El interés de “Heartstopper” sin duda radica en su capacidad para tratar con realismo temas relacionados con la identidad y orientación sexual de los jóvenes. En una fiesta de visualización organizada por Mosaic LGBT+ Young Persons’ Trust, tres adolescentes, Sharan Sahota, Oscar Wittams-Nangle y Ari Michaluk, discutieron la relevancia y precisión de la serie, así como su representación sorprendentemente modesta de la sexualidad.

Salir del armario en la era digital

Si bien salir del armario sigue siendo una realidad para muchos adolescentes, puede tomar diferentes formas en la era digital. Según Ari, muchos adolescentes todavía sienten la presión de dar un paso al frente, especialmente ante sus padres. Oscar, por otro lado, siente que esta presión a menudo proviene de otros, en lugar de una necesidad personal de presentarse. Sharan, quien se enfrentó a esta situación desde una edad temprana, señala que una vez que uno es “expuesto”, el mundo exterior a menudo se convierte en un escaparate transparente. Sin embargo, explica que cuando cambias de entorno, a menudo no es necesario volver a aparecer.

Los adolescentes sienten que la serie podría dar un mensaje más realista al mostrar que no es necesario definirse públicamente. Puedes ser tú mismo y tener una relación sin tener que decírselo a todo el mundo.

Una auténtica representación

Un punto fuerte de “Heartstopper” es su representación auténtica de la vida cotidiana de las personas LGBTQ+. Según Ari, muchas películas y programas se centran en el drama y la tragedia, mientras que “Heartstopper” se centra más en las conversaciones y la resolución de problemas. Oscar agrega que la serie evita una visión puramente sexual de la sexualidad y, en cambio, explora la identidad y el sentido de pertenencia a una comunidad. Admite, sin embargo, que algunos aspectos pueden estar “diluidos”, pero señala que la serie no pretende ser un retrato exhaustivo de la realidad.

Los adolescentes son conscientes de las limitaciones de la representación en “Heartstopper”. Por ejemplo, el personaje de Elle no muestra su transición en la pantalla, lo que no necesariamente refleja las barreras que enfrentan muchas personas transgénero en la vida real. Además, señalan que los dos personajes principales son niños blancos cisgénero, lo que puede dar una visión limitada de la diversidad de la experiencia LGBTQ+.

Del sueño a la realidad

A pesar de estas limitaciones, los adolescentes sienten que “Heartstopper” es una serie que puede inspirar y ofrecer esperanza. Según ellos, presenta una realidad idealizada, donde los padres y amigos son comprensivos y donde los estudiantes pueden expresarse libremente. Oscar confiesa que le hubiera gustado que su escuela se pareciera a la de la serie, mientras que Ari señala con humor que las escenas de besos entre los dos personajes principales en el ambiente escolar a veces son poco realistas.

Al final, “Heartstopper” trae una representación importante de la realidad de los adolescentes LGBTQ+, aunque no puede abarcar todas las experiencias individuales. La serie ofrece una perspectiva optimista y respetuosa, que puede ayudar a muchos adolescentes a sentirse menos solos en su viaje hacia la autoaceptación y el amor.

Fuente: www.nytimes.com

Foto del avatar

Sylvain Métral

J'adore les séries télévisées et les films. Fan de séries des années 80 au départ et toujours accroc aux séries modernes, ce site est un rêve devenu réalité pour partager ma passion avec les autres. Je travaille sur ce site pour en faire la meilleure ressource de séries télévisées sur le web. Si vous souhaitez contribuer, veuillez me contacter et nous pourrons discuter de la manière dont vous pouvez aider.